Educación contra el terror: ¿flores contra pistolas?

lunes, 23 de noviembre de 2015
"Si queremos un mundo de paz y justicia hay que poner decididamente la inteligencia al servicio del amor." Antoine de Saint-Exupéry


Vivimos días convulsos en los que el miedo y la tristeza conviven a partes iguales con la valentía y la esperanza. Los ataques terroristas de los últimos días están condicionando nuestra forma de vida y, al mismo tiempo, nuestra manera de entender el mundo.

Todos estamos consternados, incluso los niños que, aunque no consiguen entender del todo qué es lo que está pasando, perciben que alguna cosa no anda bien. Saben que hay "malos" que nos intentan hacer daño a los "buenos", que hay disparos y gente que ha muerto, que sus padres están nerviosos y asustados... Un buen ejemplo de esta situación es este vídeo, que se ha convertido en viral, de un padre explicando a su hijo los ataques terroristas en París:


Una de las armas más poderosas que tenemos para luchar contra la barbarie es la educación. La educación hace crecer las flores que se enfrentaran a las pistolas. Cuantas más balas disparen, más semillas tenemos que plantar en la educación de nuestros hijos y alumnos para que crezcan flores de todas las formas, tamaños y colores.

Hay que convertir las aulas en jardines. En la escuela, junto con lengua, matemáticas, ciencia..., hay que hablar de valores, de emociones, de esperanza. Esto no es una opción, es una necesidad, que además está contemplada en el currículo. Es una obligación inexcusable abrir las aulas al mundo real para que se pueda hablar de lo que pasa en el mundo, para que se pueda hablar de paz, para que los alumnos puedan expresar sus miedos y su duelo, sus inquietudes y su opinión.Los docentes deben conseguir que los alumnos sean capaces de elaborar su propia escala de valores a partir del desarrollo del espíritu crítico, la creatividad, el pensamiento disruptivo y la interacción con sus semejantes.

Sé que algunos creen que esto es de una ingenuidad que roza la inocencia, que las balas matan y las ideas no sirven de escudo contra ellas. Pero si la educación no es tan poderosa, ¿por qué lo primero que hacen los terroristas es atacar y cerrar escuelas? ¿Por qué intentaron matar a Malala? Los terroristas intentaron matar a Malala porque defendía el derecho a asistir a la escuela. Afortunadamente, no lo consiguieron y la convirtieron en un símbolo de la fuerza de la educación, del poder de la escuela para cambiar el mundo. Los terroristas tienen muy claro que la escuela es una de sus enemigas más peligrosas.

Malala en un discurso ante el Banco Mundial dijo: "Si se quiere acabar la guerra con otra guerra nunca se alcanzará la paz. El dinero gastado en tanques, en armas y soldados se debe gastar en libros, escuelas y profesores." De poco sirve luchar contra la barbarie convirtiéndonos en bárbaros. La respuesta de nuestra sociedad debe ser firme y ponderada, pero merece la pena no renunciar a nuestros valores y seguir enfrentando las flores a las pistolas.

4 comentarios:

  1. No descuides que los terroristas que atacaron en París habían sido educados en la escuela laica y republicana francesa y habían recibido los valores de igualdad, libertad y fraternidad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "No hay camino hacia la paz, la paz es el camino" Gandhi

      Creo que muchas veces no nos damos cuenta que la educación es algo muy complejo. Muchas de esas personas crecen en discriminación y en guettos, por lo que creo que es simplificar el pensar que "crecieron en Francia con sus valores".

      El impacto emocional de ser discriminado puede llegar a ser muy grande. Yo lo vi cuando estaba en el instituto a cierto nivel hace no tanto tiempo. También había allí mucha violencia.

      La violencia del terrorismo es el árbol de la violencia que lleva tiempo creciendo. No es algo de un día para otro. En nuestra sociedad hay violencia por todas partes: verbal, sexual, económica, de indiferencia, en la televisión, en las noticias, etc. Todo tiene sus causas.

      La paz debe ser el camino, pues es el único. En cuanto a lo que nos toca, creo que sería bueno preguntarnos el porqué de estas guerras y a quién interesa en última instancia. Si el ISIS tiene armas, alguien se las habrá vendido. Si el ISIS tiene dinero, alguien le estará comprando petróleo.

      ¿Quiénes manejan los hilos más allá de la política? Eso es lo que yo me pregunto.

      Recuerden el título de la película de Kubrick: "Eyes wide shut". Vamos, que estamos bien dormidos sobre quiénes tienen el poder real.

      Ahora que vienen elecciones, creo que estaría bien recordar que con nuestros impuestos legitimamos el uso del ejército dentro de la OTAN para apoyar causas bélicas. Se usa NUESTRO DINERO para ello. Nosotros elegimos a quien damos poder. Oligarquía representativa.

      Saludos y gracias por la entrada!

      Eliminar
  3. Christian J. Rojas Gonzalez7 de diciembre de 2015, 5:32

    Es muy cierto que si queremos cambiar este mundo, sólo se puede lograr a través de la educación de nuestros niños. Una educación inclusiva, en amor, consideración, empatía, entre otros valores, son la base para que ellos crezcan sanamente y formen parte de una sociedad armoniosa. Esta meta no sólo se puede lograr en la escuela, empieza en casa; los padres son primordiales en este proceso. Para formar a seres humanos es necesario ser un humano primero; no se educa a través de palabras, sino por medio del ejemplo, ya que los niños observan en todo momento e imitan esos comportamientos. En cuanto a los profesores, es necesario que no sólo nos preocupemos por enseñar conocimientos y desarrollar habilidades, es necesario incluir los valores, poner atención en nuestras actitudes y en la de los alumnos; no pasar desapercibidas aquellas que afectan o dañan a los demás. Es posible, pero es necesario poner de nuestra parte, no esperar a cambiar al mundo entero o criticar, sino empezar por cambiar nuestro entorno con acciones pequeñas.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.
Subir