8 citas sobre el nuevo rol docente

lunes, 13 de enero de 2014
Repasando las notas de los últimos libros que he leído sobre educación he visto que existe una constante: la necesidad de dotar a los docentes de un nuevo rol. A continuación os dejo 8 citas que, en mi opinión, dan una imagen muy acertada de los que debe ser un profesor en el siglo XXI:


"Se supone que los maestros son personas que ayudan a los estudiantes a encontrar sus intereses en la vida, les enseñan a tomar decisiones, o a abordar problemas y los sensibilizan en determinados temas." (pág. 14) Roger SCHANK: Enseñando a pensar. Erasmus ediciones, Barcelona, 2013.

"De la educación al aprendizaje, podemos decir, de la jerarquía indiscutible de un profesor omniscente a su posicionamiento como guía, como orientador que ayude a digerir el flujo imparable de información en internet, que ayude a ser eficientes en la difícil tarea de convertirla (...) en conocimiento." (pág. 222) Dolors REIG: Socionomía. Deusto, Barcelona, 2012.


"Lo que los profesores enseñamos no es lo que los estudiantes aprenden." (pág. 35) María ACASO: rEDUvolution. Paidós, Barcelona, 2013.


"En una escuela moderna y democrática no deberían ser los alumnos quienes siguen a los maestros. Al contrario, los maestros, y también el personal no docente, deberían intentar crear un ambiente rico y estimulante, educativo ya en su planteamiento, su distribución y su equipamiento, y no sólo por lo que dentro de sus paredes se hace y se dice." (Pág. 149) Francesco TONUCCI: Peligro, niños. Graó, Barcelona, 2012.


"Y puede que, habiendo probado el dulce fruto de la comprensión, se sientan motivados para seguir siendo buscadores de conocimiento -quizás incluso creadores de conocimiento- durante el resto de su vida." (pág. 280) Howard GARDNER: La educación de la mente y el conocimiento de las disciplinas. Paidós, Barcelona, 2012.


"Y para ser práctica, una enseñanza de calidad necesita propiciar y propagar la apertura de la mente y no su cerrazón." (Pág. 31) Zygmunt BAUMAN: Sobre la educación en un mundo líquido. Paidós, Barcelona, 2013.


"Debemos configurar mejor los cerebros de nuestros alumnos para que constantemente puedan aprender, crear, programar, adoptar, adaptar y relacionarse positivamente con lo que o con quien se encuentren, y de la forma en que se encuentren con ellos, que cada vez más será por medio de la tecnología." (Pág. 26) Marc PRENSKY: Enseñar a nativos digitales. SM, Madrid, 2011.


“No me importa cómo lo hagáis, pero cuando recorra esta escuela como director, quiero percibir que los niños tienen un sentimiento de que están viviendo su vida, y que yendo a la escuela aprenderán a vivir mejor.” (Pág. 74) Richard GERVER: El cambio. Conecta, Barcelona, 2013.

Que cada uno extraiga sus conclusiones...

10 comentarios:

  1. En la actualidad, miramos a nuestro alrededor, y todo cambia. Desde los periódicos hasta la música y el cine, todos ellos se han visto afectados por la expansión de internet y todos ellos han tenido que reinventarse para mantenerse a flote. Seguimos mirando y nos encontramos con más cambios, que afectan a la medicina, la biología, la literatura, la cocina, las artes visuales. Seguimos mirando, y nos encontramos con más cambios, los relacionados con las relaciones sociales, donde hoy en día se puede considerar a una persona sin Whatsapp, Facebook o Twitter como un "ser de la prehistoria"
    Sin embargo, miramos a la educación, y como bien dice María Acaso, ¿Qué vemos? Vemos un aula, un lugar aislado y cerrado del mundo, vemos una figura de pie y unas cuantas figuras sentadas, vemos una pizarra (en algunos casos digital), vemos que las figuras sentadas están quietas y que la figura de pie deambula por la clase. ¡No se ven cambios! Y la sociedad de hoy, necesita cambios.
    La educación necesita cambios. El rol del maestro necesita cambiar, para hacer de sus clases algo único y extraordinario.
    El gran maestro Miguel Ángel Santos Guerra, el otro día escribía también un artículo acerca de está temática, en referencia a la inutilidad de tomar apuntes. Nuestro sistema educativo se basa en una educación bulímica como dice nuestra gran María Acaso, donde nuestros alumnos se dedican a estudiar lo que entra en el examen, para después vomitarlo el día de la prueba y al cabo de cuatro días no acordarse de nada de lo estudiado.
    ¡En fin! Hay que abrir las puertas del aula, hay que elaborar proyectos, hay que salir de la zona de confort, hay que perderle el miedo a lo desconocido, hay que equivocarse una y mil veces....por ahí es por donde debemos empezar.
    Un abrazo Salvador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, Esteban. Estoy totalmente de acuerdo contigo, debemos empezar a perder el miedo al cambio, a entender que hay que hacer las cosas de otra forma.

      Eliminar
  2. Ojalá todos los profesionales que se dedican a la educación tuvieran estas citas siempre presentes y no olvidaran que el principio y fin de su trabajo son los alumnos.

    Es un placer leer estas citas. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería algo muy positivo para el futuro de los jóvenes que van a la escuela. Saludos

      Eliminar
  3. Excelente recopilación de citas! Cuán interesantes y desafiantes son!
    Lo triste es cuando los sistemas educativos o la toxicidad de ciertos componentes del mismo, hacen que uno esté tan atado de pies y manos que se hace muy difícil luchar!
    Pero como digo siempre... persisto en la pelea!
    Te sigo leyendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mónica no dejes nunca de persistir en esta pelea... la lucha debe ser diaria y sin descanso. Saludos

      Eliminar
  4. Sin duda los docentes en la escuela de la vida, estamos para encausar a los demas a encontrar y desarrollar sus propias habilidades. La educación rigida tradicional nunca ha funcionado para ello.

    ResponderEliminar
  5. Un excelente trabajo Salvador. Con cada una de las citas podemos hacer una reflexión muy seria y profunda sobre nuestra labor diaria en el aula. Algo que todo docente debería hacer a menudo por ética y por salud mental. Muchas gracias por adelantarnos el trabajo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Está claro que el docente de tintero y pluma ya no debería existir más. Se enseña lo que estaba "de moda" hace 45 años o más.
    El maestro/docente debe ser un puente, ese empujón...y no mucho más (que ya es mucho) el resto lo aprende el alumn@.

    Mónica ¡ánimo! Con cada pequeño grano que cada uno ponga se harán grandes logros.
    Un saludo.
    @buch_jb

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.
Subir