¿Por qué no nos ponemos de acuerdo sobre cuál es la mejor forma de educar?

domingo, 20 de marzo de 2016
"Si yo, que soy profesor, no me ocupo de mis alumnos, soy un criminal. Mato su potencial pasión." Nuccio Ordine

Cuando se alzan cada vez más voces reclamando un nuevo paradigma educativo, entre las que modestamente me incluyo, también surgen otras voces (Gregorio Luri, Alberto Royo...) que expresan una opinión radicalmente distinta. ¿Por qué es tan difícil que nos pongamos de acuerdo sobre cuál es la mejor manera de educar?

La primera dificultad reside en la esencia misma de la educación. Todos coincidimos sin demasiados problemas en que es un arma muy poderosa. Pero como cualquier arma puede tener distintos usos. La educación puede ser entendida como un poderoso instrumento de control, de reproducción de lo establecido, o bien, todo lo contrario, como una herramienta de cambio, de construcción de espíritu crítico, de producción de nuevas maneras de entender el mundo.

Otra dificultad reside en el hecho de que tanto educadores como educandos somos seres humanos, somos personas con intereses propios, con nuestra complejidad, con nuestras circunstancias. Aunque en ocasiones educamos en nuestros centros educativos como si nuestros alumnos no fueran personas sino plantas (les obligamos a permanecer inmóviles, en silencio, hablamos de jardín de infancia, de cultivar su mente, de dotarles de buenas raíces...), en realidad, estamos educando personas, individuos que además deben tener las habilidades necesarias para convivir en sociedad.

Hay otras muchas "dificultades" que podríamos comentar, pero quisiera detenerme aquí para hablar de la función docente. En un mundo cada vez más mediatizado por la tecnología, el papel del docente sigue siendo tan importante que no hay un modelo único de éxito educativo porque su influencia es fundamental en el aprendizaje de los alumnos.

Los docentes que consiguen que sus alumnos aprendan son aquellos que logran motivarlos, que consiguen retarlos, que son capaces de encontrar y potenciar su pasión. Lo cierto es no hay una única manera de conseguirlo. Hay docentes que utilizando libros de texto hacen que sus alumnos aprendan, hay docentes que lo consiguen trabajando por proyectos, otros lo hacen invirtiendo la clase... Pero el elemento que parece marcar de un modo fundamental el éxito de los alumnos es que el docente se ocupe y se preocupe de ellos, que sea capaz de llegar más allá de lo que establecen los currículos, que sea un guía, que sea un modelo.

Ya he utilizado en otras ocasiones esta cita de Maria Montessori: "La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: "Ahora los niños trabajan como si yo no existiera"." Y es que, más allá de metodologías, tecnologías y otras "gías" que se nos puedan ocurrir, sin un buen docente, cualquier aula está vacía.


Sin un buen docente, cualquier aula está vacía.

6 comentarios:

  1. Sí yo también estoy completamente de acuerdo, sin embargo creo que una buena metodología ayuda a conseguir a motivar a los alumnos/as.

    ResponderEliminar
  2. Excelente blog, se lo recomendaré a nuestros padres y profesionales. Gracias por generar contenidos de calidad. EDUCA 2.0

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes Don Salvador:

    Quería transmitirle que estoy totalmente de acuerdo con usted. La educación es uno de los elementos fundamentales del ser humano; por no decir el más fundamental, y que, a su vez, uno de los componentes más importantes dentro de la educación es el profesorado.

    Tengo que decir que sería muy interesante que todos los docentes; aunque creo que la muchos ya lo hacen, debería de conocer y poner en prácticas las nuevas estrategias metodológicas de enseñanza, entre las que se encuentra el trabajo cooperativo, el estudio de casos, el aprendizaje basado en problemas, etc. Son técnicas innovadoras y fomenta el trabajo en equipo, la empatía, la responsabilidad, entre muchas otras cosas.

    Todos somos conscientes de que la sociedad está cambiando, y con ella debería de cambiar la educación, no se puede quedar estancado algo tan importante, como hemos dicho.

    Muchas gracias por su artículo, espero que le sirva a muchas personas para que den el paso a probar distintas formas de enseñar y no se queden en lo “cómodo”.

    Un saludo.

    Cecilio.

    ResponderEliminar
  4. Quizas uno de los mayores problemas actualmente es que muchos docentes son comodos ¨mediocres¨ que lo unico que les importa es el sueldo de cada mes da mucha rabia la verdad no entiendo como son profesores y llevaron materias didacticas y en verdad es una lastima, excelente nota de hecho felicitaciones

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.
Subir