¿Es la educación la llave que abre todas las puertas?

domingo, 6 de noviembre de 2016
Dicen que la educación es la llave que abre todas las puertas...
La educación que ofrecemos en la mayoría de las aulas de nuestros centros escolares se basa en la creencia errónea de que se puede enseñar lo mismo a todos los alumnos y alumnas, de la misma forma y con el mismo grado de exigencia.

Esto es así porque entendemos la educación académica como un proceso de selección "natural" de los más capaces, excluyendo a los menos capaces. ¡No se puede tener una visión más inadecuada de los que es la educación escolar!

Imaginemos, como suele ser habitual, que la educación es una llave. La creencia más extendida es que existe una llave maestra capaz de abrir la puerta del aprendizaje a todos los alumnos. No deja de ser curioso que este tipo de llave se conozca como "maestra", la misma palabra que designa a las personas que enseñan en un aula... 

Pero el día a día en la escuela se empeña en demostrar que esto no así, que no existe una única llave. Cada alumno y alumna necesita una llave distinta para abrir su puerta del aprendizaje. A cada uno debe se le debe ofrecer la llave adecuada para su tipo de cerradura (llámese inteligencias múltiples, talento, habilidad...).

Al utilizar distintas llaves (al personalizar el aprendizaje) se pretende que cada alumno desarrolle al máximo su potencial, no que se enseñen mínimos para que todos puedan alcanzarlos. Se trata de que aquellos que pueden aprender más deprisa y llegar más lejos puedan hacerlo. Dicen que en cada aula hay algún alumno de altas capacidades... suelen ser ignorados sistemáticamente permitiendo que se aburran, cuando debería posibilitarse que aprendieran a su ritmo y llegaran tan lejos como pudieran.

Ya he dicho en otras ocasiones que la escuela no puede excluir, ni seleccionar, ni limitar. Todo lo contrario, la escuela debe ser inclusiva y potenciar al máximo los talentos de cada alumno. Puede y debe hacerse.

En las escuelas que enseñan de ese modo se produce un efecto muy curioso: al sonar el aviso de que la clase ha finalizado, los alumnos no salen corriendo despavoridos, sino que, en ocasiones, hay que insistir en que deben dejar la tarea que están haciendo. Y eso demuestra que se puede aprender trabajando intensamente sin necesidad de que ello supongo un sacrificio.

Para finalizar quisiera recordar que el post que estás leyendo está publicado en un blog de reflexión educativa, donde no se pretende ofrecer recetas para aplicar en el aula. La pretensión es que quien lo lea dedique un tiempo a pensar en su manera de afrontar las clases y que decida por sí mismo qué es lo mejor para sus alumnos y alumnas.

15 comentarios:

  1. Interesante saber que existen diferentes maneras de aprender, sin embargo en la práctica es sumamente difícil diversificar el aula con la intención de lograr que todos los alumnos aprendan, pero se debe intentar aun cuando se tenga una sobrepoblación dentro de las aulas.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que sí es posible. Estoy de acuerdo contigo, Salvador. A finales de la década de los sesenta, los maestros y maestras seguidores de Freinet, llevábamos , en la medida de lo posible, esa filosofía a las aulas, teniendo en cuenta lo que tú dices. Fue la mejor época de mi vida y en la que más aprendí de los alumnos.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con lo que mencionas salvador, no todos aprendemos de la misma manera, las personas tienen capacidades diferentes para adquirir conocimientos, y yo creo que una buena forma de aprendizaje hoy en día con el rápido avance tecnológico que ha habido es el método de estudio e-learning que brinda a los estudiantes una forma de aprender de forma interactiva y de forma que pueda comunicarse con distintas personas del país o del mundo para compartir experiencias de aprendizaje, además de que brinda la oportunidad de que puedas estudiar y conectarte en el momento que puedas no tengas otras cosas por hacer y así ya no
    sientes la presión de llegar a un aula de clases.
    Esta nueva tendencia siento que tiene un buen impacto para aquellos que no tienen el tiempo de estudiar en un aula de clase o no esta cerca de donde viven.

    ResponderEliminar
  4. que tan importante informacion nos menciona Salva, ya que cada pequeño aprende de diferentes formas, depende de mi buscar cada una de las estrategias adecuadas para cada uno de mis niños. EXCELENTE INFORMACION.

    ResponderEliminar
  5. es una herramienta para el aprendizaje pero no sustituye al aula,ni al docente

    ResponderEliminar
  6. Me parece muy interesante tu comentario Salvador, porque cada ser humano es único, con sus dones especiales cada uno, lo difícil es aprender a saber atender las formas y estilos de aprendizaje de cada uno de nuestros alumnos, lo que sí es indispensable en la atención de alumnos en el aula es la interrelación docente alumno.

    ResponderEliminar
  7. si es ideal poder diversificar la educación, aunque a veces es complicado -

    ResponderEliminar
  8. comparto contigo la importancia de atender la diversidad, esto permite que los alumnos en general puedan adquirir un aprendizaje significativo.

    ResponderEliminar
  9. Ok. Es cierto cada quien aprende en diferentes tiempos. Aquí lo importante para mi lograr que los alumnos se involucren en el tema y se relaciones con entusiasmo, de esa manera el alumno podrá ir socializando y podrá ir adquiriendo conocimientos.

    ResponderEliminar
  10. ok, es muy grato saber que hay quienes se preocupan por esclarecer ésta percepción de la educación, quizá la confusión radique en el hecho de suponer que todos los chicos alcanzan el mismo desarrollo cognitivo de tal o cual edad.

    ResponderEliminar
  11. Es muy interesante la metáfora de la llave y muy cierta, como profesores habrá que considerar a cada alumno, sus estilos y ritmos de aprendizaje, sus saberes previos, su contexto familiar así como su estado de ánimo, todo esto influye en el momento de la intervención docente, y todo esto se tendría que dar, desde la planeación didáctica.
    felicidades
    muy buen articulo.

    ResponderEliminar
  12. Estoy de acuerdo contigo Salvador. La educación de hoy día se ha desvirtuado considerando que todos los niños aprenden por igual y no es así. Cada uno de nuestros alumnos tiene una vida saliendo de situaciones distintas y enfrentándolas de acuerdo a como se le ha enseñado o le ha tocado vivir. Es necesario ser comprensivos y dar a cada uno lo que necesita...Nuestros alumnos están ávidos de conocimiento, pero también de amor y comprensión por sus maestros.

    ResponderEliminar
  13. Es sin duda que desde los inicios de la educación todos somos diferentes. Todos vemos las situaciones, acciones, problemas de manera diferente por eso cada quien le da la solución que sea más viable. Por eso en un aula la diversidad es la herramienta esencial que brinda la oportunidad al docente de crear, plantear, organizar, seleccionar las actividades acordes a las características de sus alumnos: habilidades, destrezas, aptitudes, conocimientos. Organizando estas actividades ya sea en grupo grande, en equipos, individual, etc.. El docente es el guía del conocimiento la "llave" que da apertura a que sus alumnos avancen con forme a sus necesidades, características apoyando sus fortalezas. Esto dependerá de la intervención ajustada del docente y sus propios conocimientos que el ó ella tengan de sus alumnos y de su quehacer cotidiano para lograr que sus alumnos avancen en sus desempeños.

    ResponderEliminar
  14. Felicidades por ser uno de los espacios candidatos de los IV Premios OrienTapas 2016 de Orientación educativa con TIC y en red: http://orientapas.blogspot.com.es/2016/11/algunos-de-los-blogs-y-webs.html

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.
Subir