La mejor educación: la teoría de las croquetas de mamá

domingo, 8 de abril de 2018
"La educación es un acto de amor, por tanto, un acto de valor." Paulo Freire

Cuando valoramos nuestra forma de educar o simplemente hablamos de educación, nos pasa lo mismo que cuando hablamos de las croquetas de nuestras madres: todos pensamos que las de la nuestra son las más buenas del mundo, las mejores que hemos probado nunca, que no hay otras iguales.

Es lo que podemos denominar la "Teoría de las croquetas de mamá".

¿Cuál es el secreto del éxito de las croquetas de nuestras madres? No, el secreto no está en los ingredientes ni en la manera de cocinarlas, el secreto está en el único ingrediente común en las croquetas que haces nuestras madres: están hechas con mucho amor. Su rebozado puede ser más o menos crujiente, su masa puede ser más o menos melosa y sus ingredientes de gran calidad... pero lo que las hacen las mejores del mundo para nosotros es el amor con el que están elaboradas.

Eso mismo sucede con nuestra manera de educar, tenemos una tendencia natural a considerar que la nuestra es la mejor, la más adecuada para nuestros hijos o alumnos. Es igual si utilizamos una u otra metodología, seguimos esa o aquella moda o teoría... consideramos que le nuestra es la mejor manera de educar por que lo hacemos con amor. Porque cuando educamos usamos las TIC de las que habla siempre Manu Velasco (@manu_velasco): Ternura, Interés y Cariño.

Da igual si somos o nos consideramos muy innovadores y lo que elaboramos son esferificaciones de esencia de croqueta (a lo Ferrán Adriá), o si le damos la vuelta a la croqueta y los del interior es crujiente y lo de fuera meloso (a lo Flipped Classroom)... da igual cómo las elaboramos, siempre creemos que son las mejores (exceptuando quizás a aquellos que las compran congeladas aunque sean de una marca que se llame La cocinera).

Si hoy en día aún queda gente que cree el propósito de la educación que se imparte en nuestros centros educativos es exclusivamente la transmisión pura y dura de conceptos y datos de las diferentes asignaturas está cometiendo un grave error, de consecuencias catastróficas para nuestros alumnos y alumnas. La transmisión de datos y conceptos es necesaria, pero no exclusiva. Dotarles de las herramientas que les permiten afrontar de forma adecuada los retos de la vida es un acto de amor y de valor. Por eso creo, que esta, como las croquetas de mi madre, es la mejor manera de educar.

3 comentarios:

  1. Muy de acuerdo con lo que se dice y con la metáfora que se hace sobre la educación y las croquetas.La igual que nuestras madres ponen empeño y mucho cariño a la hora de cocinar debemos poner el mismo empeño en la educación y en aprender,es decir,la mera transmisión de conocimientos esta bien pero con el paso del tiempo quedarán obsoletos,por ello,hay que formar afirmar a ciudadanos capaces de hacer frente a los retos que le plantea la sociedad actual tan cambiante.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo en que es necesaria la transmisión de información y datos en los centros educativos, pero como bien dices, también es necesaria y considero que igual de importante o más, la aportación de herramientas que permitan a los alumnos ser más autónomos, críticos y creativos para que sepan desenvolverse por sí solos y logren hacer frente a los distintos retos y situaciones en las que puedan verse envueltos a día de hoy en la sociedad tan cambiante en la que vivimos.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.
Subir