El docente como líder inspirador

domingo, 8 de noviembre de 2015
"El profesor mediocre dice. El buen profesor explica. El profesor superior demuestra. El gran profesor inspira." William Ward

Photo credit: adinasullivan / Foter.com / CC BY-NC-SA
La inspiración es necesaria para la vida... y no me refiero a la acción de introducir aire en los pulmones (que lo es y mucho) sino a la lucidez repentina que siente una persona y que favorece la creatividad, la búsqueda de soluciones a un problema, la creación de algo nuevo y hermoso...

Pero, aún aceptando su importancia, no podemos dejarlo todo a un momento de lucidez, a la visita de las musas. La profesionalidad, la formación, el trabajo y la vocación son las mejores compañeras de la inspiración. Tu inspiración será más efectiva y más certera cuantos más elementos conozcas, cuantas más opciones manejes, cuanta más experiencia tengas, cuantos más conceptos conozcas, cuanto más sepas. Picasso dijo: "Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando" y Jack London afirmó: "No se puede esperar a la inspiración, hay que ir a buscarla"; cuánta razón tienen ambos.

La inspiración se relaciona muchas veces con el arte y educar es un arte de los más complejos y hermosos que existen. Un docente crea cada día una obra de arte con cada uno de sus alumnos. Educar es inspirar y para educar hay que estar inspirado y preparado.

Tenemos que empezar a pensar en el docente como persona que inspira más que como persona que enseña. Lo importante no es enseñar sino que los alumnos aprendan, que sean capaces de tomar forma de manera autónoma con la guía del profesor. El docente que enseña transmite a los estudiante el saber del que es depositario; el docente que inspira posibilita con sus acciones que sus alumnos aprendan por sí mismos.

Para inspirar hay que ser un buen modelo. Por eso el docente que siembra optimismo y entusiasmo en el aula, el docente que emociona, recoge buenos frutos: alumnos motivados, participativos e implicados. En cambio, el docente que siembra pesimismo y desilusión, el docente que aburre, recoge malos frutos: alumnos desmotivados, desinteresados, pasivos y desganados.

Para ser inspirador un docente necesita:

- Conocer primero a la persona y, después, al alumno.

- Conocer a su grupo.

- Conocer el entorno en el que ejerce la docencia.

- Ser flexible.

- No dejar de formarse nunca.

- Disfrutar con lo que hace.

- Ser optimista y positivo.

El docente tiene que ser inspirador porque su propósito es uno de los más hermosos que puede tener cualquier persona con otro ser humano: "Es que quiero sacar de ti tu mejor tú" (Pedro Salinas). Y eso solo se consigue ayudando a que sea uno mismo quien lo haga.

42 comentarios:

  1. Gran reflexión. Totalmente de acuerdo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una grandiosa reflexión que todos los dicentes tenemos que tener en cuenta, porque somos nosotros l9s que estamos firmando : El futuro del mañana.

      Eliminar
    2. Maestro con vocación que inspiren, que motiven a los estudiantes a construir su autonomía, sacar todo lo bueno que poseen nuestros estudiantes.

      Eliminar
    3. Ser maestro no basta con saber enseñar, es algo más, es incluso saber despertar en el alumno el interés de querer hacer algo nuevo y para bien. Si no logramos ser inspiradores, entonces no quiere decir que no esté lograda nuestra labor, sino que está incompleta.

      Eliminar
    4. muy interesante donde nos permite ver la imagen de un verdadero maestro por vocación.si el docentes el que debe motivar al alumno y conocer a su grupo y no solo superficialmente si no conocerlo como persona y así trabajar con el estudiante disfrutando ambos el aprendizaje.

      Eliminar
    5. Definitivamente ese es el ideal, que todo docente sea EL GRAN PROFESOR, inspirador por excelencia, pero tenemos realidades diferentes y cada estudiante es un ser complejo que tiene su propia forma de ser producto de su vida familiar y de su entorno social.

      Eliminar
    6. Para ser un maestro inspirador lo primero pienso yo es ganarse la confianza de nuestros niños, ya que sin eso no podemos hacer mucho... ellos verán que puedes ser uno mas de ellos sin que haya ese muro de superioridad por eso tenemos que hablarle a su nivel y eso lo hemos venido aprendiendo a través de la experiencia en las aulas por años.

      Un maestro inspirador, no sólo lo es por lo que dice, sino por sus historias de vida, por sus investigaciones, experiencias, lo es también cuando va más allá de la pedagogía tradicional, donde ya no es más el centro del proceso, más bien participa conjuntamente con sus niños y niñas en el aprendizaje, apoyándose en los recursos digitales más novedosos, para alterar la configuración del aula y del proceso de enseñanza.

      Eliminar
    7. Este seria el ideal del docente, inspirador por excelencia, pero muchas veces los maestros por miles de motivos, perdemos ese propósito, ya que no somos empaticos y muchas veces buscamos imponernos, es algo que se debería cambiar definitivamente.

      Eliminar
  2. He pasado en mi vida profesional -ya larga y dilatada- por todos los procesos que señalas: el del profesor medicore que dice, el profesor que explica, el que demuestra y el que inspira. Treinta y cinco años de carrera docente te muestran que uno no puede estar siempre arriba. Eso es algo imposible, irreal. Un profesor pasa por etapas muy diversas a lo largo de su vida. Y no siempre se encuentra a sí mismo ni comprende muy bien lo que tiene delante de él. Y existen crisis que expresan que el profesor no es Batman ni Superman. Existe la fragilidad, el miedo ... Y también la posibilidad de renecontrarse a sí mismo, a pesar de las dudas, y volver a ser inspirador. No es un camino lineal ni fácil. Hay flujos y reflujos. Los profesores estamos hechos de sustancia real. No somos una caricatura exitosa como la de esos profes de las películas estilo El club de los poetas muertos o Los niños del Coro. Es muy fácil hacer un argumento de película y crear un profesor que logra a pesar de todo inspirar a sus alumnos. Pero eso es más bien un guion para identicarnos con el héroe y soltar una lagrimilla. Un entorno difícil, alumnos terribles, pero llega el profesor que, tras unos comienzos complicados, logra inspirar a toda la clase y los lleva a ser unos alumnos excepcionales, tras un proceso en que los hace ser conscientes de sus posibilidades y los lleva -o llegan ellos- al máximo. ¡Qué bien! Y acaba la película. Pero hay otras películas como La clase (Entre les murs) que nos dan otras perspectivas de lo que puede ser estar en una clase. Hay tantas varientes, hay tantos tipos de alumnos, tan diferentes generaciones, tan distintos estados de ánimo en el profesor.

    Yo conocí a un profesor magnífico que inspiraba a sus alumnos cada año, los llevaba a sacar notas extraordinarias, se dejaba la piel a tiras y se quedaba corrigiendo cada día hasta las dos o las tres de la madrugada quedándose dormido sobre la mesa. Tomaba estimulantes cardíacos para resistir. Solo vivía para eso. Sus alumnos en general lo adoraban y lo recuerdan como un hito. Mi relación con él poco después me llevó a verlo como una persona complejísima y turbia, nada clara, evasivo. Él ponía su máscara en clase y vivía como superprofesor aquello y lo hacía inspirando. Pero había algo que fallaba. Aquello era rígido, partía de un mundo interior complicado pero poco comunicable. Aparentemente sencillo pero oscuro. Su sencillez era aparente. Cuando se lo hice notar en mis comentarios deferentes acerca de su pintura, una vez, jubilado, vi que no le gustaba que penetraran en su mundo interior. ¿Acaso solo anhelaba ser admirado? ¿Era capaz de aceptar otras visiones que no fueran las de su mundo? ¿Era capaz de comunicarse o era un icono rígido? . No sé. Ser profesor en más complicado que lo que puede aparecer en este post.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy claro todo tu argumento, el mundo de la docencia es largo, árduo y de caminos intrincados, posiciones subjetivas pero sastifactorias, es por algo muy sencillo, son seres humanos y están en esa area de profesión por motivación personal, un talento innnato para llegar al intelecto, son una guia y como todos los seres humanos pasan por fases emocionales que no siempre se logran identificar... gracias por tan interesante comentario, saludos desde Mérida Venezuela.

      trrunest.blogspot.com
      consultas asesorias y marketing

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo, Joselu. Lógicamente, como cualquier profesional, el profesor pasa por distintas etapas, porque también es un ser humano y lo que le sucede en la vida le afecta a la hora de afrontar su profesión. En nuestra profesión existe además, a mi juicio, un cierto problema de compañerismo. Somos muy compañeros de palabra pero muy poco de obra. El mayor agotamiento que sufre un docente es debido al enjuiciamiento de los padres y a la soledad con respecto a sus compañeros.
      http://blogdetonigarcia.blogspot.com.es/

      Eliminar
  3. El docente en el aula debe ser un lider pero un lider observador que en todo momento este atento a sus alumnos para captar pistas emocionales que le permitan saber si lo que esta explicando o haciendo despierta el interes o por el contrario despierta indiferencia. Asimismo el docente debe ser un lider empatico capaz de analizar las actitudes individuales de sus alumnos y tambien del grupo de clases. Ademas debe ser un lider motivador en todo momento para despertar en sus estudiantes el interes y la dedicacion..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, debe tener TALENTO Y VOCACIÓN, para ser un muy buen observador.

      trrunest.blogspot.com
      consultas asesorías y marketing

      Eliminar
  4. Muy buen post, Salva. Como siempre, muy positivo. Yo lo pondré en negativo, que es más desagradable y siempre me lleva a recibir palos. Tras mi experiencia, creo que los peores docentes con los que me he encontrado pecaban precisamente de no cumplir algunos de los requisitos que menciona, en especial "Conocer primero a la persona y, después, al alumno", "No dejar de formarse nunca" y "Disfrutar con lo que hace". Un porcentaje significativo de compañeros que conozco no han leído un libro de educación desde hace una década. Pero lo peor es cómo juzgan y prejuzgan a los alumnos. Muchos docentes han perdido la capacidad de observación y la capacidad de escuchar a sus alumnos. Y eso me entristece.
    www.tonigarciaarias.com
    http://blogdetonigarcia.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Muy buen post. Por suerte sigue habiendo profesores que sí inspiran a sus alumnos ( http://ow.ly/UC3F2)

    ResponderEliminar
  6. Amigo Jordi La Fundación Bill y Melinda Gates ha hecho una subvención, la finalidad de esta subvención de $ 2.366.734 es examinar cómo podríamos llegar exitosamente a estudiantes que normalmente optan por las formas tradicionales de participación académica para participar profundamente con las formas fundamentales de la alfabetización en matemáticas , ciencias y artes del lenguaje . En concreto , esta subvención tiene que ver con el apoyo al desarrollo de las competencias disciplinarias y habilidades críticas de alfabetización de los estudiantes a través del contexto de un plan de estudios basado en el juego que permite a los estudiantes asumir el papel de protagonistas de historias de ficción basado para construir elementos que tienen el potencial para cambiar el mundo virtual.

    ResponderEliminar
  7. AmigoLa Fundación Bill y Melinda Gates ha hecho una subvención, la finalidad de esta subvención de $ 2.366.734 es examinar cómo podríamos llegar exitosamente a estudiantes que normalmente optan por las formas tradicionales de participación académica para participar profundamente con las formas fundamentales de la alfabetización en matemáticas , ciencias y artes del lenguaje . En concreto , esta subvención tiene que ver con el apoyo al desarrollo de las competencias disciplinarias y habilidades críticas de alfabetización de los estudiantes a través del contexto de un plan de estudios basado en el juego que permite a los estudiantes asumir el papel de protagonistas de historias de ficción basado para construir elementos que tienen el potencial para cambiar el mundo virtual.

    ResponderEliminar
  8. AmigoLa Fundación Bill y Melinda Gates ha hecho una subvención, la finalidad de esta subvención de $ 2.366.734 es examinar cómo podríamos llegar exitosamente a estudiantes que normalmente optan por las formas tradicionales de participación académica para participar profundamente con las formas fundamentales de la alfabetización en matemáticas , ciencias y artes del lenguaje . En concreto , esta subvención tiene que ver con el apoyo al desarrollo de las competencias disciplinarias y habilidades críticas de alfabetización de los estudiantes a través del contexto de un plan de estudios basado en el juego que permite a los estudiantes asumir el papel de protagonistas de historias de ficción basado para construir elementos que tienen el potencial para cambiar el mundo virtual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lástima!! utilizar este medio para lanzar su propaganda es un desperdicio para quienes buscan proponer reflexiones y realizar críticas...

      Eliminar
    2. Qué lástima!! utilizar este medio para lanzar su propaganda es un desperdicio para quienes buscan proponer reflexiones y realizar críticas...

      Eliminar
  9. El concepto de la docencia ha cambiado, de ser el arte de enseñar a ser el arte de motivar el aprendizaje, de ser el arte de verter información a ser un detonante para buscar respuestas, en fin, pienso que lo trascendente está como siempre, en iniciar la clase motivando, creando la necesidad del estudiante para atrapar su atención, para que indague, busque, cuestione, reflexione, analice, concluya, critique y tome decisiones...

    ResponderEliminar
  10. Tengo 240 alumnos de ESO dos horas a la semana. Me cuesta aprenderme todos sus nombres antes de que se acabe el curso. A estas alturas si los cambian de sitio dudo con un 20% de las caras. El curso pasado me sentía culpable, este curso me he enterado que es normal. Se hace lo que se puede en estas condiciones.

    ResponderEliminar
  11. Cada estudiante es un mundo particular, peculiar, con características y vivencias, los docentes debemos conocer ese mundo esas aspiraciones esa forma que tiene de ver el mundo, que los rodea que los aqueja del cual buscan respuestas y encuentran desafíos. Para ayudarles y guiarles en esa tarea de encontrar la inspiración que buscan, el docente debe conocer, a la persona, lograr interesarse por los estudiantes, y así realizar la labor de docencia lo mejor posible.
    Claro que si para ser un docente inspirador se necesita, conocer a la persona y después al alumno, no dejar de formarse nunca, y disfrutar lo que hace esto implica tener vocación de servicio.

    ResponderEliminar
  12. Es muy interesante el tema, sabemos que la labor de un docente es un trabajo arduo, pues somos el cimiento de la futura generación, estamos aprendiendo mucho en esta pandemia, y desde antes, afrontamos diversos cambios, problemas, pero eso nos nos quita la ilusión de ser maestro, la llevamos con pasión y amor, por nuestros estudiantes. Debemos a ser frente a los nuevos retos que aun nos falta por hacer pues el camino ya esta dado, debemos confiar en nosotros mismos, para esa confianza poder transmitir a nuestra futura generación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. niury chirinos jimenez8 de julio de 2020, 23:12

      A si es coincido con usted debemos de ser frente a los nuevos retos ahora estamos generando aprendizajes en la coyuntura que estamos viviendo actividades que ayuden a la contención emocional de nuestros estudiantes,educar es inspirar y para educar hay que estar inspirado y preparado.

      Eliminar
  13. La docencia es una carrera ardua pero a la vez gratificante.La educación ha cambiado a pasos agigantados, con nuevas orientaciones, estrategias, rutas, etc.Cada día se presentan nuevos retos que debemos enfrentar porque somos inspiradores y capaces.

    ResponderEliminar
  14. La vocación de cada docente es muy importante para lograr ser un docente inspirador, porque das todo de sí para llegar al alumno y enseñar con amor. Pero es necesario que cada docente constantemente se esté informando, capacitando, etc. para poder siempre estar a la vanguardia y poder motivar a sus estudiantes.

    ResponderEliminar
  15. totalmente deacuerdo el docente que inspira ,debe tener en cuenta la necesidad de conocer primero a la persona y después al alumno, luego al grupo, el entorno en donde desempeña su labor, ser flexible, no dejar de formarse nunca, disfrutar de lo que hace, ser optimista y positivo.

    ResponderEliminar
  16. si el docentes el que debe motivar al alumno ,y conocer bien a su grupo y no solo conocer al alumno superficialmente si no conocerlo como persona y así trabajar con el disfrutando ambos de lo que aprenden cada día

    ResponderEliminar
  17. La base de una enseñanza efectiva, es lograr que el estudiante tenga la capacidad de inspirarse para afrontar y resolver cualquier situación que se le presente en la vida, para ello el docente debe conocer al alumno como persona, conocer sus cualidades,su vocación, sus anhelos, sus dificultades, y así poder darle las herramientas que él necesite para su inspiración, pues la inspiración, se sustenta en el conocimiento,aptitudes,actitudes y cualidades de una persona.

    ResponderEliminar
  18. Los profesores que aman enseñar, hacen que los niños amen aprender. Así, el maestro y el discípulo forman un equipo y crean la enseñanza juntos: sin un discípulo abierto al aprendizaje y un maestro con algo que compartir, nunca se produciría el mágico intercambio.

    ResponderEliminar
  19. Totalmente de acuerdo el docente tiene que ser inspirador para sus niños, debe sacar de cada uno de ellos lo mejor de sí. Para eso debe amar su profesión y así motivar y sacar los saberes de cada uno de ellos.

    ResponderEliminar
  20. Totalmente de acuerdo el docente tiene que ser inspirador para sus niños, debe sacar de cada uno de ellos lo mejor de sí. Para eso debe amar su profesión y así motivar y sacar los saberes de cada uno de ellos.

    ResponderEliminar
  21. El docente que inspira es aquella persona que se apasiona por educar y tiene como aliados a la profesionalidad,la formación, el trabajo y la vocación.El maestro es modelo,inspira,confía,y es optimista. Permite que los dicentes florezcan.

    ResponderEliminar
  22. El docente inspirador necesita conocer a los estudiantes sus características,aunque sean de diferentes grupos de familias.Importante conocer el entorno en que vive.Algunas veces debemos ser flexibles aunque en estos momentos debemos tenerlo mas.No perder el optimismo y ser positivo es un papel importante como docente , transmitir a los estudiantes y padres de familia.

    ResponderEliminar
  23. La lectura es muy interesante donde nos permite ver la imagen de un verdadero maestro por vocación. También se convierte en un espejo donde nos permite vernos a sí mismo y preguntarnos ¿Qué tipo de profesional es el que desempeñamos frente a nuestros estudiantes? si el que enseña o el que inspira? quisiera convertirme en este último. Trataré de inspirarme para inspirar a mis estudiantes.



    ResponderEliminar
  24. Muy de acuerdo un docente tiene que ser inspirador para sus estudiantes, debe conocer de cada uno de ellos lo mejor de sí. Para eso debemos ser un motivador.

    ResponderEliminar
  25. Efectivamente cada una de las apreciaciones que he leído ahí,no es mas que una Verdad absoluta de lo que significa ser Maestro.

    ResponderEliminar
  26. debemos motivarlos induciendolos a la curiosidad, a leer soñando e imaginando.

    ResponderEliminar
  27. El docente tiene que ser inspirador porque su propósito es uno de los más hermosos que puede tener cualquier persona con otro ser humano, ya que los docentes somos los que estamos formando el futuro del mañana.

    ResponderEliminar
  28. La fortaleza del docente es ser inspirador por el mismo hecho de que comparte su tiempo con otras persona que están en formación, que necesitan ser moldeados para que sean una generación futura útil para nuestra sociedad y el país, pero, si no tenemos este principio de la inspiración no podemos hacer casi nada por los estudiantes que conducimos.

    ResponderEliminar
  29. Totalmente de acuerdo; porque un maestro que tiene verdadera vocación toma en cuenta todos estos aspectos mencionados y lo único que nos da placer al realizar nuestra labor es la carita de felicidad de nuestros estudiantes y más aún cuando son adultos y reconocen y valoran la labor del maestro que deja huellas.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.
Subir